sábado, 15 de agosto de 2009

Improbabilidad por encima de la imposibilidad

La Real Academia define la palabra imposible como “algo que no tiene facultad ni medios para llegar a ser o suceder”, y define improbable como “algo inverosímil que no se funda en una razón prudente”.

Puestos a escoger a mí me gusta más la improbabilidad que la imposibilidad. Como a todo el mundo, supongo.

La improbabilidad duele menos y deja un resquicio a la esperanza, a la épica.

Que David ganara a Goliat era improbable, pero sucedió.

Un afroamericano habitando la Casa Blanca era improbable, pero sucedió.

Que los Varón Rojo volvieran a tocar juntos era improbable, pero también sucedió.

Nadal desbancando del número uno a Federer.

Una periodista convertida en princesa.

El 12-1 contra Malta.

El amor, las relaciones, los sentimientos… no se fundan en una razón prudente. Por eso no me gusta hablar de amores imposibles, sino de amores improbables. Porque lo improbable es, por definición, probable. Lo que es casi seguro que no pase es que puede pasar. Y mientras haya una posibilidad, media posibilidad entre mil millones de que pase, vale la pena intentarlo.

Aitor, Rita y Curtis (LHDP)

Yo me sumo a favor de la improbabilidad por encima de la imposibilidad. No sólo en materia de amores, sino para la vida en general. Siempre es mejor arrepentirse de lo que dejamos de hacer, que de lo que hacemos por alcanzar esa meta "improbable".

Así que mientras sigamos remando, no importa si con uno o dos remos, podemos sentirnos bien con nosotros mismos porque podemos estar seguros de que un día llegaremos a puerto.


Nota: Debo decir que esta serie tiene las mejores voces en off al comienzo de cada capítulo, lástima que el final de temporada me dejara tan mal sabor de boca.

2 comentarios:

Melanie dijo...

Lo mejor es tomar las deciones habiendolas pensado mucho, sin dejar llevarse por los impulsos, pero al mismo tiempo hacer loq ue uno siente que necesita. Entonces nos arrepentimos menos de nuestras acciones.
Por ahi estaba hacemos cosas que nos dijeorn otros. Es mas facil, echarle la culpa al que tomo las deciones por nosotros. Pero la verdad es que nos estabamos lavando las manos de la responsabilidad sobre nosotros mismos. Y asi evadir un futuro arrepentimiento.

alcair dijo...

Pues me sumo a ustedes dos chicas, para mi nada es imposible si uno se lo propone, mas alla de que existan cosas, como el amor q tambien son ajenas a nosotros porque claro que se forma de a dos y no se puede obligar a otro a amar, mas tarde o mas temprano si tiene q ser sera y sino pues no ha sido imposible, simplemente no ha sido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...