domingo, 22 de marzo de 2009

La vida se pasa igual que un día en una tienda de zapatos.


A pesar de ser una persona complicada con ciertas tendencias obsesivas, en mi vida cotidiana resulto bastante práctica. Por ejemplo; si voy a comprarme un par de zapatos, miro en el aparador algún modelo que me guste y me los mido; luego si me siento cómoda con ellos y aún me siguen gustando, los pago y salgo de la tienda con tiempo suficiente para hacer otras cosas y aprovechar el día. Aplica igual para ropa, productos de aseo personal, cortes de cabello, maquillaje, agendas, libros, películas en dvd, entre otras muchas cosas.

Las chicas de mi familia siempre critican ese lado de mi, porque ellas son de las que prefieren pasar el día entero dentro de la zapatería/peluquería/tienda probando, eligiendo, midiendo, estudiando cada diseño, color, modelo, marca,... Para muchas veces quedarse con lo que habían elegido en un comienzo. Claro al salir se dan cuenta que han pasado un día entero dentro de ese local. "¿Cómo saber si tienes lo mejor si no lo has probado todo?" es la frase que suele salir de sus bocas.

Esta simple analogía, puede aplicarse a mi vida sentimental. Si, soy de las que opina que si estás bien con alguien que tiene las características que te gustan, que te hace sonreír, con quien la pasas chévere y le amas (y te ama). Para qué salir a "experimentar" otras cosas. Está bien, creo que mi curiosidad no es muy grande para algunas cosas de la vida. No necesito probarlo todo para saber con quién quiero estar... y no es cosa de la edad, desde que tengo memoria soy así.

Ya lo he dicho varias veces, es muy triste escuchar un "Te amo" seguido de un pero. Sobretodo, si en lugar de perder un día en una tienda probando y probando, pierdes la vida entera y la oportunidad de estar con alguien que quizá sea un modelo descontinuado que no aparecerá más en tu vida, por el simple deseo de ver qué más puedes probar.

Señor@s, la vida se pasa igual que un día en una tienda de zapatos.

4 comentarios:

Lic_jasper dijo...

yo me habia quedado con "la vida es una caja de bombones..." de Forest Gump...
esta seria una nueva tesis?
XP

Kirenai dijo...

No no, nada de eso, esto no es más que un corolario de la vida XD La tesis de Forest se mantiene ;)

Un saludo y gracias por comentar

Nekozawasempai dijo...

La vida como una zapatería...Creo q yo tb miro mucho los catálogos y basta admirarlos,pero no probarlos todos, sinceramente eso de probar y dejar me hace pensar en los condones, hablábamos ayer de eso, úsese y tírese, tranquila nena, las cosas para usar y tirar son desechablesy un buen zapato se queda con nosotros mucho tiempo. Pero por si te queda duda, te repito nuevamente "la basura en su lugar" Besitos.

Kirenai dijo...

Pues si mi estimada Neko, mirar en los aparadores y elegir el modelo adecuado es lo ideal.

Pero conozco a quienes de mucho probar y probar terminaron eligiendo un calzado en apariencia caro y bonito, pero que al tiempo de usarlo, les dejaron horribles heridas en los pies. Pero qué remedio, a ponerse una curita (bandita) y asumir su decisión.

Espero de corazón, no ver repetidos casos así, son tristes. Pero nadie experimenta en pies ajenos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...